Como es el flujo vaginal en el embarazo

El Flujo Vaginal durante el embarazo

¿Qué es el flujo vaginal durante el embarazo?

El flujo vaginal durante el embarazo es el líquido blanco claro que se libera desde la vagina. Es parte de la respuesta normal del cuerpo a los cambios hormonales durante el embarazo.

¿Por qué es importante el Flujo Vaginal durante el embarazo?

El flujo vaginal durante el embarazo es importante para proteger a la madre y al feto de infecciones. Esto se debe a que ayuda a eliminar las bacterias dañinas que pueden causar infecciones.

¿Cómo se ve el Flujo Vaginal durante el embarazo?

  • Normalmente es blanco, transparente, con consistencia de clara de huevo.
  • A veces puede tener un ligero olor.
  • A veces puede ser más espeso.

¿Qué factores afectan el Flujo Vaginal durante el embarazo?

  • Los cambios hormonales.
  • El estrés emocional.
  • La actividad sexual.

¿Qué se debe hacer si hay un cambio en el Flujo Vaginal durante el embarazo?

Es importante consultar a un médico si hay un cambio notable en el flujo vaginal durante el embarazo, ya que puede indicar una infección. Algunos de los síntomas de una infección son el ardor al orinar, el flujo con sangre, el flujo con mal olor, el aumento en el flujo, la fiebre o el dolor en la pelvis.

¿Cómo es el flujo para saber si estoy embarazada?

«Debido al aumento de las hormonas (estrógenos y progesterona) se tiene un flujo aumentado, es blanquecino y de aspecto lechoso y sin olor. De hecho, te dará la sensación de que estás mojada, pero es un flujo o leucorrea normal. Esto no es indicativo de un embarazo, pero si tienes otros síntomas como náuseas matutinas, somnolencia, fatiga, aumento del pecho y picor, es posible que estés embarazada. Lo mejor es que haga una prueba de embarazo o una visita a un ginecólogo para descartar un embarazo.

¿Cómo es el flujo de una mujer que no está embarazada?

El flujo antes de un periodo tiende a ser turbio o blanco, debido a la mayor presencia de progesterona, una hormona involucrada tanto en el ciclo menstrual como en el embarazo. En otras fases del ciclo, cuando los niveles de estrógeno en el cuerpo son más altos, el flujo vaginal tiende a ser transparente y acuoso. Si una mujer no está embarazada, el flujo normal es blanco o transparente sin olor o sabor.

¿Cuándo empieza el flujo blanco en el embarazo?

Sí, es normal que aumenten las secreciones vaginales, sobre todo al final del embarazo. En general se caracteriza por ser un flujo blanquecino, con poco olor y bastante líquido. El flujo aumenta aun de forma más notoria a medida que se acerca el parto, volviéndose más grueso y mucoso de lo habitual. Los expertos indican que suele aparecer a partir de la semana 34 de embarazo, pero eso varía de una mujer a otra.

¿Qué se siente en el vientre en los primeros días de embarazo?

Desde el primer mes de embarazo, gran parte de las futuras madres esperan ver las primeras señales: suelen notar cambios en el vientre -aunque el útero todavía no ha aumentado de tamaño- y pueden sentirse algo hinchadas, con molestias y pinchazos similares a los que se producen en el periodo premenstrual. Algunas notan mareos leves, cansancio y hasta alguna náusea. Los sentimientos a los que se enfrenta una mujer durante el primer mes de embarazo varían tanto como el número de embarazadas. Por todas estas razones, es siempre recomendable visitar a un médico o ginecólogo tan pronto como se sospeche un embarazo.

El flujo vaginal durante el embarazo

Durante el embarazo es normal que haya una mayor cantidad de flujo vaginal ya que los cambios en el cuerpo aumentan la producción de este líquido.

Causas

Los cambios hormonales y la lubricación natural del cuerpo, ayudan a mantener la zona vaginal saludable y protectora durante la gestación. Siendo esto el principal motivo de la mayor producción de flujo. Algunas de las otras causas pueden ser:

  • Estimulación sexual
  • Infecciones genitales
  • Reacciones alérgicas por medicamentos o productos
  • Infecciones del tracto urinario
  • Irritación de la zona

Características del flujo

Durante el embarazo el flujo vaginal puede tener ciertos cambios, que pueden variar de una embarazada a otra. Puede ser más acuoso, más espeso o variar en olor, los cuales son normales. La cantidad del flujo también puede variar definiéndose entre poca y moderada según la embarazada.

Sin embargo, hay ciertos cambios presentes en el flujo cuando pueden existir infecciones o enfermedades. La consistencia puede variar a más viscosa o con manchas de sangre, cambiando el color (marron, amarillento o grisáceo) y un aumento del olor.

Métodos de prevención

Es importante mantener una buena higiene íntima durante el embarazo para evitar las infecciones genitales y las reacciones alérgicas. Para ello es recomendable:

  • Usar ropa suelta cómoda hecha de algodón.
  • Lavarse con agua y jabón suave, preferiblemente con productos especialmente diseñados para el área genital.
  • Limpiarse hacia adelante y hacia atrás sin frotar bruscamente.
  • Evitar usar duchas vaginales.
  • Evitar usar productos perfumados.
  • Beber mucha agua para mantener el cuerpo hidratado.

Conclusiones

Durante el embarazo es normal la producción de un mayor flujo vaginal con una consistencia acuosa. Es importante prestar atención por si hay cambios en el flujo y buscar la atención de un profesional si sospechamos alguna infección u otra enfermedad. Además, tener una buena higiene íntima es fundamental para mantener saludable la zona genital.

Deja un comentario