Como hacer gritar a tu pareja

Cómo Hacer que tu Pareja Grité

¿Alguna vez has querido ver a tu pareja de una manera completamente nueva? ¿Cómo puedes llevar el romance a otro nivel? Una buena manera de hacerlo es animar a tu pareja a gritar de placer.

1. Busca un lugar adecuado

Es importante encontrar un lugar adecuado para tu sesión de gritos. Asegúrate de que nadie se encuentre cerca para que no haya ninguna interrupción. Si la intimidad es una preocupación, puedes encontrar el momento adecuado para ello. Puede ser su lugar favorito, una habitación privada, una casa de un amigo, en la naturaleza, etc.

2. Prepárate para la acción

Una vez que has decidido el lugar, prepárate para hacer que tu pareja grite. Introduce calentamiento antes de entrar en la acción. Un beso, un abrazo o un simple acariciar son la clave para establecer el tono correcto. Otra manera es usar juguetes eróticos o comprar un vibrador para que tu pareja entre en otro nivel.

3. Estimúlese uno al otro

Es importante hablar con tu pareja para que se sienta segura de que grites. Estimúlese uno al otro para sentirse cómodos. Anima a tu pareja para que deje salir su voz y te permita llegar a nuevos niveles.

4. Dile lo que te gusta

Es importante que permitas que tu pareja sepa cómo te sientes cuando le oyes gritar. Díle las cosas que te ponen cachondo para que ella sepa lo que te gusta. Esto le ayudará a encontrar el camino de los gritos para sorprenderte.

5. Divertirse con la práctica

¡Ahora estás listo para hacer que tu pareja grite! Practica bromas y diversión para calentar el ambiente. Una vez que tengas la pareja lista para gritar, comienza con los movimientos para llevarla a otros lugares. Aquí hay algunas sugerencias:

  • Besos y abrazos intensos
  • Tocar y acariciar ciertas áreas erógenas
  • Carmelización
  • Juegue con los juguetes eróticos
  • Aplicación de lubricante
  • Usar vibradores

Es importante recordar que si tu pareja no se siente cómoda con el nivel de gritos, es mejor detenerse. No hay necesidad de forzarla a gritar si no siente nada.

6. Escucha a tu pareja

Una vez que tu pareja se sienta cómoda, escucharla es una clave para hacer que grite. Cuándo te oigas los gritos, reacciona como si una intensa energía los tuviera. Los gritos son una buena forma de liberar la tensión y la energía sexual acumuladas durante el acto sexual.

Ahora que sabes cómo hacer que tu pareja grite, ¡ya puedes probarlo y sorprenderla! Disfruta de la pasión nueva y mejorada con estas estrategias sencillas. ¡No hay duda de que tu pareja agradecerá tu habilidad para impulsar su nivel de placer!

¿Cómo hacer gritar a tu pareja hombre?

Si quieres hacer gemir a un hombre durante una sesión de sexo mañanero, primero puedes probar en darle un poco de sexo oral justo antes de que abra los ojos y se despierte, y luego colocarte encima de él para un coito fuerte y salvaje que lo lleve al clímax en cuestión de segundos. Otra cosa que puedes hacer para llevarlo al clímax es estimular sus puntos erógenos, como el ano, además de usar un juguete sexual para llevar la sensación a un siguiente nivel. Si lo haces de manera correcta, seguro gemirá de placer y satisfacción.

Y no olvides que la comunicación es clave, por lo tanto, siéntate a hablar con él y pregúntale qué es lo que más le gusta y qué es lo que no. Así podrás aprender a satisfacerlo de una manera más específica.

¿Qué es lo que le excita a un hombre de una mujer?

Unos labios carnosos. Los labios carnosos hacen que los hombres queden enganchados en esta parte del cuerpo y queden con las ganas de besarlos. De hecho, los besos aumentan nuestra excitación y es una de las zonas erógenas del cuerpo humano. También los ojos, la piel suave, el cabello y los movimientos sensuales pueden estimular la libido masculina.

¿Cómo hacer que un hombre se venga de una vez?

Cómo tocar los testículos de un hombre para excitarlo Primero, has de tener presente que los testículos son extremadamente sensibles, por eso hay que tocarlos con muchísima suavidad. «Acarícialos mientras los sostienes en tu mano. El mero hecho de prestar atención a los testículos probablemente excitará ya a tu pareja. Puedes incluso intentar jugar con ellos ligeramente. Estarás recordándole lo delicioso que se siente un ligero masajito en esa zona», explica la experta en sexología, Megan Fleming. Asimismo, puedes ponerte en contacto con la zona de la ingle de tu pareja para intensificar el placer.

Deja un comentario