Como Hacer Que Se Venga Una Mujer

Cómo Hacer Que Se Venga Una Mujer

Llegar al orgasmo es fundamental para una relación sexual plena, no hay duda. Sin embargo, hay mujeres que tienen más dificultad para alcanzarlo que otros. Por lo tanto, nosotros, como hombres, debemos prestar atención para poder ayudarla a llegar al clímax. ¿Cómo se hace?

1. Comunícate con ella

La comunicación es esencial para ayudarla a sentirse cómoda y relajarse y así poder alcanzar el orgasmo. Pregunte a tu pareja qué es lo que le gusta y esté abierto a la experimentación para trabajar en la búsqueda del placer y el orgasmo. Por ejemplo, el uso de juguetes eróticos como vibradores, la estimulación oral, etc.

2. Estimúlala adecuadamente

Conocer el cuerpo de una mujer es fundamental para ayudarla a llegar al éxtasis. Sepa dónde acariciarla correctamente, cómo tocarla y estimular los puntos correctos con movimientos adecuados. Cuando sea el momento adecuado, enfoca tus movimientos hacia su clítoris y prueba cosas diferentes como un suave pellizco o succión, para encontrar lo que mejor le resulte.

3. Trabaja en la sensación

También es importante prestar atención a sus movimientos para descubrir qué acciones la excitan más. Esto es importante porque cada mujer es diferente y mientras más sepas de ella y su cuerpo mejor será para estimularla.

No seas demasiado agresivo y mantén tus movimientos suaves e intencionales. De esta forma será más sencillo para ella alcanzar el clímax.

4. Utiliza lubricantes inconsútiles

El lubricante es una de las cosas más importantes cuando se trata de llegar al orgasmo. Intenta probar diferentes tipos para encontrar el que mejor funciona para ella. Esto también le ayudará a mantener el contacto por más tiempo.

El lubricante es esencial para una estimulación continua. Puedes agregarlo en cualquier momento, sin interrumpir el momento.

5. Mantén la paciencia

A veces puede llevar tiempo para que una mujer alcance el orgasmo. Muchos factores pueden influir en su rendimiento sexual, como la tensión, la fatiga y el estrés. Por lo tanto, es importante que mantengas la calma y la paciencia.

No desesperes si un par de sesiones no alcanzan el final deseado. Prueba diferentes cosas e diviértete, esta es la clave para una relación sexual sana y satisfactoria.

Conclusion

La mayoría de las mujeres pueden alcanzar el orgasmo si se toman el tiempo necesario para conocer su cuerpo y buscar el placer. Manteniendo la comunicación, estimulándola adecuadamente, usando lubricantes apropiados e manteniendo la paciencia, puedes ayudar a tu pareja a alcanzar el orgasmo.

¿Cómo es cuando se le viene a la mujer?

La señal más notoria es cuando tienes una sensación muy intensa de placer en tus genitales y en todo tu cuerpo. Los músculos en tu vagina o pene, y también los de tu ano, se contraen (aprietan) más o menos 1 vez por segundo, y de unas 5 a 8 veces. Durante la mayoría de este periodo de contracciones, el cuerpo libera una gran cantidad de hormonas agradables, como la oxitocina, que estimula la producción de estímulos placenteros.

Durante la eyaculación, puedes experimentar un leve dolor o ardor, pero a la vez sentir un placer profundo. Incluso puedes experimentar sensaciones más intensas, como temblores y jadeos involuntarios, que a menudo acompañan al orgasmo. El cuerpo experimenta un alivio de la tensión sexual, que lleva a la mujer a un estado de satisfacción sin igual después de un orgasmo.

¿Cuánto se necesita para que una mujer se venga?

Así, el resultado fue que las mujeres tardan 13,46 minutos exactos en llegar el clímax. Existen hasta 12 tipos de orgasmos femeninos, aunque en el mundo masculino muchas veces solo se centran en la penetración. La cantidad de tiempo necesaria para lograr que una mujer se venga realmente varía mucho entre cada mujer. Muchas veces es cuestión de experimentar y conocer las necesidades de la pareja para adaptar la estimulación de la mejor forma posible y así satisfacer la demanda.

Cómo conseguir que tu chica se venga contigo

¿Esperas que la mujer de tus sueños se venga contigo? Si es así, entonces lee lo siguiente, la clave para que tu sueño se haga realidad.

Establece el vínculo

  • Comprende los intereses de tu chica. Hazte un experto en esos intereses para que tengas algo con lo que puedas conversar y hacer que te tome en serio.
  • Conoce todo lo que ella quiere antes de proponer una relación amorosa. Durante esta conversación, escucha con atención y aprende algo nuevo cada día.
  • Demuéstrale que eres atención y comprensión. Contesta a todas sus preguntas, escúchala cuando te hable y sé respetuoso con sus sentimientos.
  • No la presiones para que sea tu novia. Déjale saber que estás interesado y que le agradaría empezar una relación, pero no trates de presionarla. Esto sólo la hará alejarse.

Muéstrale tu interés

  • Ella necesita sentir que te preocupas por ella. Hazle cosas bonitas, como llevarle regalos o darle un masaje después de un día agotador.
  • Sé romántico. Dile cosas lindas, hazle saber lo mucho que te gusta. Invítale a salir, a caminar en la noche y disfruta de cada momento juntos.
  • No te alejes de ella como un misterioso. Ser abiertamente reservado a veces es bueno, pero procura mostrarte tal como eres. Así, ella conocerá mejor quién eres y se sentirá más cómoda contigo.
  • Muéstrale tu honestidad. Si ella se siente traicionada o engañada, es probable que se aleje de ti. Sé sincero con ella y toma tus decisiones sin mentir.

Consejos generales

  • ¡No intentes desesperadamente llamar su atención! Confía en tu estilo y no trates de impresionarla demasiado.
  • No trates de «forzarla» a tener los mismos sentimientos. Será inútil y sólo conseguirá la reacción contraria a lo que quieres.
  • No te cierres demasiado. Deja que ella se acerque a ti con sus propios pasos para que se sienta cómoda contigo.
  • No gastes demasiado dinero. No se trata de comprar su amor, así que anímate a intentar cosas nuevas y divertidas que no sean tan caras.

¡Recuerda, tú eres único! Muestra a la persona que amas la mejor versión de ti mismo. Si logras conectar con ella, el amor vendrá por sí solo.

Deja un comentario