Como Queda La Vagina Despues De Un Parto

Como Queda La Vagina Despues De Un Parto

Un parto es uno de los momentos más memorables de la vida de una mujer. La mayoría de los partos resultan sin complicaciones, sin embargo el cuerpo de una mujer se ve afectado de varias maneras.¿Qué pasa con la vagina?

Después de un parto la vagina se ve afectada, ya que ha estado sometida a un estrés intenso. En este sentido, aquí hay algunos cambios posibles:

Estrechamiento

Después del parto, la vagina se podría sentir más estrecha durante la cópula, particularmente si hubo una perforación de la placa de Hegar. Esto es normal y la vagina eventualmente recuperará su elasticidad.

Pérdida de lubricación

La lubricación vaginal es una parte normal de la función sexual. Después del parto, es común que la lubricación disminuya. Esto es causado por una disminución temporal en los niveles hormonales.

Los geles y lubricantes pueden ser útiles para aumentar la comodidad durante la cópula.

Falta de deseo sexual

Es común que la energía y la libido disminuyan algunas semanas después de un parto. Esta falta de deseo sexual es nombrada como fatiga posparto.

Otros factores como el cansancio y el miedo podrían contribuir o mantener a la fatiga postparto smás tiempo. Los cambios en los niveles hormonales también desempeñan un papel.

Consejos para mantener la salud de la vagina

  • Ejercicios de Kegel: Estos ejercicios se pueden hacer en cualquier momento para mejorar la resistencia muscular del suelo pélvigo.
  • Vitaminas/Herbolaria: La l-arginina, los suplementos de vitamina C y el ginseng son algunos nutrientes especialmente desarrollados para mejorar la salud de la vagina.
  • Baños de asiento: Los baños de asiento de hierbas pueden ser una forma eficaz para aliviar el dolor en la zona vaginal y aumentar la elasticidad.
  • Consulte a su proveedor de cuidado de la salud: Siempre consultar al médico o al ginecólogo para recibir consejos profesionales sobre el cuidado de la salud de la vagina.

Por último, una vez que haya pasado algún tiempo tras el parto, es recomendable acudir al ginecólogo para realizar un chequeo íntimo. Estos chequeos deberían realizarse con regularidad, ya que contribuyen a identificar cualquier anormalidad en la vagina y prevenir enfermedades y complicaciones.

Cómo queda la vagina después de un parto

Durante el parto, la vagina experimenta una gran cantidad de cambios para poder permitir que el bebé pase de la boca de tu útero al mundo exterior. Estos cambios se reflejan incluso después del parto, por lo que es importante conocerlos para tratar de recuperar alguna condición similar a la que tenías antes.

Cambios en el tejido

Durante el proceso, si hay presencia de un bebé normal, se produce una distención importante del canal vaginal que podría provocar:

  • Un aumento de su relaxación y su tamaño.
  • Músculo y tejidos distendidos.
  • Pérdida de flexibilidad.
  • Agrandamiento de sus pliegues o bordes.

Pérdidas vaginales después del parto

Algunas mujeres experimentan una incontinencia leve de orina durante los primeros meses o años después del parto, mientras que otras tendrán pérdidas vaginales más importantes durante la misma época. Estas pérdidas se deben a la relajación de los músculos que están en la parte baja de la pelvis.

Por esta razón, es muy importante fortalecer los músculos pélvicos para prevenir el aumento de estas pérdidas y mejorar la calidad de vida.

Rehabilitación para la vagina después del parto

Es importante mencionar que, al igual que el resto de la pelvis, los músculos del suelo pélvico también se relajan durante el embarazo, lo que causa una deformación de la vagina, que tardará en ser corregida hasta que los músculos se fortalezcan.

Por esto la rehabilitación de la vagina es un tratamiento que debe recibir pronto después del parto para mejorar la función muscular, evitando así problemas como la incontinencia urinaria o pérdidas vaginales. Además, estos tratamientos contribuirán a mejorar el aspecto estético y la sensibilidad de la vagina.

En resumen, los cambios en la vagina después de dar a luz son similares a los experimentados durante el parto. Para mejorar la situación, es importante comenzar una rehabilitación de la zona para fortalecer los músculos que lo rodean, prevenir futuras pérdidas uterinas y mejorar la apariencia estética y la sensibilidad.

Deja un comentario