Como Quitar La Fimosis

Cómo quitar la Fimosis en Adultos

La fimosis es un trastorno común que se caracteriza por la imposibilidad de echar atrás el prepucio o el prepucio no puede ser desplazado por certaine zonas del pene. La afección por lo general se percata en los hombres cuando son jóvenes y pueden ser curadas con educación adecuada a temprana edad.

Entre los adultos la fimosis puede tener un impacto significativo, pues de la misma manera que los niños, el prepucio no se vuelve completamente retráctil. Esto imposibilita así la higiene y la practica de las actividades normales en la vida sexual.

A continuación encontraras algunos métodos que te ayudarán a quitar la fimosis en adultos:

1. Métodos de Hidratación Natural

Este método consiste en usar aceites naturales como la vaselina, para lubricar la piel del pene. Es necesario aplicar una pequeña cantidad de aceite en el prepucio y masajear suavemente. Esto ayuda a hidratar su piel y ablandar el área, logrando de esta forma que el prepucio sea más flexible.

2. Citrato de Potasio

El citrato de Potasio es también una forma efectiva para quitar la fimosis en adultos. Esto se debe a que el citrato de potasio al ser aplicado en el prepucio, es capaz de ablandar la zona e hidratar la piel, facilitando así el proceso. Debes aplicar una pequeña cantidad dos veces al día ya que ésta no es la solución definitiva.

3. Ejercicios y Estiramientos

La realización de estiramientos y ejercicios especificamente diseñados ayuda a retraer el prepucio de manera natural. Esto ayuda a aumentar su elasticidad y permitir así que el rango de movimiento del prepucio sea mayor. A continuación encontraras una lista de ejercicios que te ayudarán a:

  • Rizar el dedo pulgar en la base del prepucio.
  • Desplazar el prepucio e intentar tocar la cabeza del pene.
  • Realizar movimientos circulares.
  • Apretar el prepucio con los dedos.

4. Cirugía

Cuando los métodos antes mencionados no surtan efecto, la última opción para quitar la fimosis en adultos es la cirugía. Esta consiste en extirpar el tejido excesivo para evitar que el prepucio toque la cabeza del pene. Es un procedimiento seguro en el que los beneficios generalmente superan los riesgos.

Ahora ya sabes cómo quitar la fimosis en adultos. Considerando los consejos mencionados aquí, deberías ser capaz de librarte de la incomodidad y procurarte la higiene adecuada.

¿Qué pasa si no me opero de la fimosis?

Sin embargo, a largo plazo, una fimosis no tratada dificulta la higiene de la zona lo que puede provocar una balanitis xerótica crónica que supone un aumento del riesgo de sufrir cáncer de pene. Eso sí, hay que destacar que se trata de un problema muy poco frecuente.

Por tanto, si una persona con fimosis no recibe un tratamiento adecuado, hay un mayor riesgo de sufrir problemas urinarios, enfermedades de transmisión sexual, infecciones e incluso cáncer de pene. Asimismo, la falta de tratamiento puede provocar dolores al orinar, dificultad para deslizar el prepucio cuando se intenta hacer la higiene peneana, e incluso que el prepucio se adhiera al glande. En este sentido, el tratamiento más recomendado para una fimosis es la cirugía, la cual consiste en una ampliación quirúrgica para conseguir que el prepucio sea lo suficientemente elástico como para no provocar ninguna complicación.

¿Qué pasa si tengo fimosis a los 15 años?

No se debe forzar para bajar la piel a esta edad. Poco a poco, con el desarrollo, el prepucio se va despegando del glande y ese “anillo estrecho del extremo del prepucio” se hace más elástico. Más o menos 2/3 de los chicos de 11-15 años y más del 95% de los de 16-17 años pueden bajar el prepucio sin dificultad. Antes de los 15 años, si hay problemas para limpiar la zona puede usarse agua y jabón, procurando bajar el extremo al máximo. Si hay molestias importantes, el médico puede indicarle alguna forma de lubricante para poder ayudar en esta tarea. Si estos cuidados no bastan, es recomendable acudir al médico para que valore la situación y, si se considera necesario, practicar una circuncisión (cortar parte del prepucio).

¿Cómo curar la fimosis sin cirugía en adultos?

El tratamiento no quirúrgico consiste en estirar el prepucio de forma manual con globos u otras herramientas. Las cremas de esteroides tópicos también son una alternativa a la cirugía. Los esteroides ayudan a aliviar la inflamación, lo que hace que el estiramiento sea más fácil. Además, durante la manipulación manual, los médicos pueden aplicar un corticoide para proporcionar alivio adicional. Los hombres con fimosis pueden también recibir lidocaína para ingerir, que ayuda a reducir el dolor y la tensión en el prepucio al estirarlo. Finalmente, el uso de lubricante puede ayudar a reducir la tensión y el dolor asociados con el estiramiento. Algunas recomendaciones durante el estiramiento son tener una técnica suave, hacerlo después de una ducha caliente y evitar la auto-manipulación.

Deja un comentario