Como se ase la avena

Cómo hacer avena

Pasos para preparar la avena

  • Agua, leche o caldos vegetales: Seleccione la cantidad deseada de cualquiera de estas tres opciones para preparar el alimento. Cereales como la avena se suelen dar en raciones individuales.
  • Avena y sal: Use una taza de avena y agregue una cucharadita de sal para darle sabor.
  • Otros extras: Puedes agregar algunos extras según la receta deseada, como frutas, semillas, nueces, endulzantes naturales, canela, etc.
  • Hervir la mezcla: Cuando tenga todo listo, mezcle bien la mezcla a fuego medio hasta que hierva. Entonces baja la temperatura para que la mezcla se mantenga a un hervor suave. Cocínela a fuego lento durante unos minutos.
  • Servir: Remueva la olla del fuego. Puedes servir la avena cruda o removerla para hacer una papilla más suave para los más pequeños. Si la desea más líquida, puede agregar más agua, leche, caldo vegetal, etc.

Consejos

  • Puedes agregrar frutos secos, canela, miel, etc.
  • Si la deseas más dulce agrega un poco más de miel o melaza.
  • Puedes incorporar también leche en polvo para darle más sabor.
  • Evita a toda costa el azúcar blanco para dulcificar. La miel o melaza son Los mejores ingredientes para dulcificar la comida.

¿Qué es mejor la avena con agua o con leche?

El agua de avena es muy recomendable porque ayuda a absorber mejor sus vitaminas y proteínas. Sin embargo, advierte Bravo, “no existe ningún producto ni ninguna forma de tomar la avena (como diluida en agua o leche) que potencie sus cualidades”. Si eres fan de la avena con leche, simplemente disfrútala de vez en cuando sin preocuparte por ello.

¿Cómo preparar la avena antes de consumirla?

La avena arrollada, antes de consumirse, debe remojarse en agua (idealmente con algún medio ácido como vinagre, suero, kombucha, kéfir de agua o jugo de limón) no menos de 10 – 12 hs. y luego cocinarse (hervirse bien). Para añadir sabor, se puede agregar frutos secos tales como almendras, nueces, frutas deshidratadas, canela y/u otros ingredientes. Otra alternativa de prepararlas es la de remojarlas en leche (vegetal ó animal) antes de cocinarse. Estas son algunas de las formas y tiempos de preparación de la avena, para hacerla más saludable y nutritiva.

¿Cómo se elabora la avena?

Los granos son llevados a un vaporizador para recibir un tratamiento hidrotérmico a base de vapor a 140º, al objeto de lograr una inactivación enzimática. Posteriormente, se seca y se tuesta en cámaras de transferencia de calor, donde se pasan a otras cámaras de enfriado para obtener la temperatura ambiente. Por último, los granos de avena se suelen moler para obtener los múltiples productos que podemos consumir.

¿Cómo es mejor preparar avena?

Bien, los profesionales recomiendan consumir la avena cruda, en concreto, debido a que de este modo se pueden obtener con mayor facilidad los nutrientes del producto. Así, aunque la avena sigue poseyendo los mismos nutrientes en ambas formas, si está cruda es capaz de conservarlos en mayor cantidad.

¿Cómo preparar entonces la avena? Para ello, es mejor optar por una preparación sencilla, como por ejemplo colocar la avena en un recipiente con leche, zumo de fruta, yogur, frutas picadas y/o sirope de agave. Se debe dejar reposar unos minutos para permitir que absorba los líquidos. En el caso de querer añadirle algo más, como frutos secos o miel, se recomienda hacerlo justo antes de empezar a comer. Esta forma contribuye a conservar los nutrientes y minerales, y hace que el plato sea exquisito.

Cómo Se Hace la Avena

La avena es un alimento básico en el menú diario de muchas personas, es deliciosa y nutritiva y es súper fácil de preparar. Existen diferentes formas de preparar la avena, dependiendo de los gustos individuales y de cuál sea el objetivo de la preparación. Conocer algunos de los métodos adecuados para preparar avena puede ser útil para disfrutar de un desayuno nutritivo y saludable. A continuación te mostramos cómo preparar avena.

Preparación de avena de la forma más sencilla

  • Combina una taza de agua y una taza de avena.
  • Agrega una cucharadita de azúcar o saborizante de tu preferencia.
  • Coloca la mezcla en el fuego y deja que se cocine por algunos minutos.
  • Una vez lista, retírala del fuego y añade unas gotas de leche.
  • Sirve en un plato por separado y añade lo que a ti te guste como frutas deshidratadas, fruta fresca, nueces, crema de leche y/o canela.

Preparar la avena en microondas

  • Mezcla una taza de avena con 1 ½ taza de agua, una cucharadita de miel o azúcar y una pizca de sal.
  • Coloca la mezcla en un recipiente de vidrio para microondas.
  • Calienta en el horno por 3 a 4 minutos.
  • ¡Listo! Añade edulcorante y algunos ingredientes extra como frutas, nueces y/o canela.

Recetas de avena más saludables

  • Combina ½ taza de hojuelas de avena con ½ taza de fruta natural molida.
  • Agrega ½ taza de agua, 1 cucharadita de miel y una pizca de sal y coloca en el fuego para que se cocine por 3 a 4 minutos.
  • ¡Lista! Sirve en un plato y añade fruta fresca picada y unas nueces.
  • También puedes cambiar la fruta si así lo deseas, para variar un poco sin perder la nutritividad de la receta.

Preparar avena no es complicado, incluso hay variedad para escoger y una vez que pruebes algunas recetas no querrás usar el método «aburrido» de preparar la avena con agua. Además, para los amantes de los smoothies la avena también es una muy buena opción, solo tienes que agregarlo a tus smoothies para obtener una alimentación saludable.

Deja un comentario