Como Se Lava La Vagina

Cómo lavar la vagina Correctamente

La vagina es una parte integral de la salud de las mujeres, por lo que es importante saber cómo mantenerla limpia y sana. A continuación, explicamos cómo lavar correctamente la vagina.

Pasos para lavar la vagina

  • Limpieza suave: Primero, limpie suavemente alrededor de la vagina sin frotarlo. Utiliza agua lukewarm (no demasiado tibia) sin jabón.
  • Lave el interior: Utilice sus dedos para levantar la parte frontal de la vagina, luego use dos dedos para abrir la parte trasera. Lávela suavemente con agua lukewarm usando sus dedos. No use jabón ni productos irritantes.
  • Enjuague: Enjuague finalmente su vagina con abundante agua tibia.
  • Seque: Luego seque toda la zona íntima con una toalla suave y limpia.

Precauciones a tener en Cuenta al Lavar la Vagina

  • Used solo agua tibia o lukewarm: Asegúrese de no utilizar agua demasiado caliente al lavar la vagina, ya que esto puede dañar la piel y causar irritación.
  • No use jabón: Muchas mujeres creen equivocadamente que hay que usar jabón para lavar la vagina, pero es best usar solo agua para no irritar la zona.
  • No use productos irritantes: Tome medidas para no usar productos ásperos o irritantes en la zona íntima, como lociones perfumadas, jabones perfumados, desodorantes o aerosoles.
  • Evite las toallas usadas: Intenta evitar usar toallas usadas para no exponerte a otros gérmenes. Utiliza solo toallas limpias.
  • Cambie regularmente el papel higiénico: Cambia el papel higiénico regularmente al limpiar la vagina, para evitar la exposición a bacterias nocivas.

Es importante tener en cuenta que es normal tener alguna secreción, como moco o aceite, en la vagina, por lo que no es necesario lavarlo todos los días ya que esto puede causar irritación. En cambio, el baño diario o dos veces por semana es suficiente para mantenerla limpia y saludable.

¿Cómo se debe limpiar el clítoris?

Según Hendrickson-Jack (2019) la vulva no necesita más que agua para su aseo diario. En el momento de la ducha, dedicamos unos 5 minutos exclusivamente a levantar los labios y pliegos sobre el clítoris para eliminar con suficiente agua todo rastro de esmegma o secreciones vaginales. El clítoris no se debe frotar con ningún tipo de producto de limpieza. Los detergentes suaves bajos en pH son los más recomendables para la limpieza de la vulva y los productos íntimos suelen contener algunos de estos.

Sin embargo, lo más importante es respetar lo que nuestra piel necesite. Por esa razón, si la zona se encuentra con un exceso de flujo o secreciones especialmente grasas, un aclarado con agua tibia cada día puede resultar suficiente para mantener una higiene adecuada. Del mismo modo, si la piel presenta sensibilidad o irritación, los productos íntimos deben evitarse, conservando los detergentes suaves bajos en pH.

¿Cuál es la manera correcta de lavarse la zona íntima?

Pautas para mejorar tu higiene íntima Utiliza limpiadores específicos, Realiza la limpieza de adelante hacia atrás, Lava solo la zona externa, Olvídate de las duchas vaginales, No utilizar esponja para lavar la zona íntima, No utilices desodorantes íntimos, Utiliza ropa interior de algodón, Menstruación : cambia los tampones cada 3 a 6 horas.

Los limpiadores específicos para la higiene íntima son adecuados para mantenerla limpia y libre de infecciones. Se recomienda lavar la zona externa, es decir, las labios mayores y los labios menores, desde adelante hacia atrás, para evitar el contacto entre la zona anal y la zona vaginal. Es importante seguir este paso para prevenir el contagio de bacterias y enfermedades.

Además, es importante no utilizar objetos de limpieza como esponjas u otros aparatos. Las duchas vaginales están completamente desaconsejadas por la Organización Mundial de Salud, ya que las secreciones vaginales son necesarias para la línea del equilibrio bacteriano y cuando se quitan se perjudica la zona.

Así mismo, se recomienda cambiar los tampones al cabo de tres o seis horas y que la ropa interior sea de algodón para permitir que la zona respire y se mantenga limpia.

Por último, pero no menos importante, es importante no utilizar desodorantes específicos para la zona íntima, ya que su contenido en perfumes y alcohol altera el equilibrio bacteriano y las propiedades fungicidas y bactericidas naturales del flujo vaginal.

Cómo lavarse la vagina adecuadamente

Es esencial que mantengamos una óptima higiene íntima, en especial para asegurar una buena salud genital. Esto incluye el lavado periódico de la vagina. A continuación te explicaremos una manera correcta de hacerlo.

Pasos a seguir para un buen lavado

  • Usa agua tibia. El agua fría o muy caliente pueden causar irritación.
  • Usa jabón suave. Preferiblemente, elige un jabón con PH balanceado específico para uso íntimo.
  • Lava delicadamente con movimientos circulares. Jamás realices movimientos violentos ya que ésto puede irritar la piel.
  • No utilices rastrillos, ni otros objetos. Asegúrate de no usar ni limas u otros objetos para quitarse la piel que muera naturalmente.
  • Enjuaga bien con abundante agua. Esto es esencial para eliminar los desechos y restos de jabón, que de otra forma pueden provocar áreas húmedas donde se desarrollen hongos o bacterias.

Lo que nunca debes hacer

  • No utilices jabones fuertes o jabones perfumados. Esto puede irritar la piel.
  • No uses suavidad intensa. Esto significa no frotar la piel excesivamente para asegurarte de quitar todos los restos de jabón.
  • No utilices esponjas, u otros utensilios para frotarte. Esto puede inflammationar los tejidos.
  • No utilices jabón para el cabello. Esto es porque los ingredientes pueden dañar el PH de la vagina.
  • No uses cremas vaginales periódicamente. Estas pueden dañar la flora vaginal, pues podrían alterar el equilibrio natural de la misma.

Es recomendable hacer el lavado en la ducha o el baño para no manchar otras zonas e inmediatamente después del baño. Así nos aseguramos de mantener una excelente higiene íntima y de evitar problemas de salud en la zona genital.

Deja un comentario