Corrección del prolapso genital y de la insuficiencia muscular del suelo pélvico

Corrección del prolapso genital y de la insuficiencia muscular del suelo pélvico

Prolapso genital: causas del prolapso genital

En la práctica clínica, hay cuatro causas principales de prolapso genital:

  • La alteración de la síntesis de las hormonas sexuales;
  • Fallo de las estructuras del tejido conectivo (predisposición genética);
  • Daño traumático en el suelo pélvico que provoca un prolapso del mismo;
  • Enfermedades crónicas acompañadas de un aumento de la presión intraabdominal.

Bajo la influencia de uno o varios factores, puede producirse un fallo funcional del aparato ligamentoso de los órganos genitales internos y del suelo pélvico. El aumento de la presión intraabdominal, por ejemplo en el estreñimiento crónico, también contribuye al desplazamiento de los órganos pélvicos fuera del suelo pélvico.

Las características anatómicas de la estructura pélvica -la estrecha relación entre la vejiga y la pared vaginal- pueden provocar un prolapso combinado de la pared vaginal anterior y la vejiga. Como resultado, la vejiga se convierte en el contenido del saco herniario, formando un cistotelio, que a su vez se agranda por la propia presión interna de la vejiga. Así podemos hablar de un círculo vicioso de la enfermedad. Una de las manifestaciones del prolapso genital es la incontinencia urinaria. Esta complicación se produce en casi una de cada dos pacientes con prolapso y prolapso de los genitales internos.

El rectocele se forma de forma similar: hay un prolapso combinado de la pared vaginal posterior y el recto, que se convierte en el contenido de un saco herniario. Las complicaciones proctológicas se desarrollan en uno de cada tres pacientes con esta patología.

Manifestaciones clínicas

  • Sensación de cuerpo extraño en la vagina;
  • Dolor de tirón en el bajo vientre y en la región lumbar;
  • La presencia de un saco herniario en el perineo;
  • Anomalías urinarias;
  • disquecia (defecación difícil y estreñimiento);
  • Relaciones sexuales dolorosas.

Diagnóstico del prolapso de órganos pélvicos en el Hospital Clínico Lapino y en el Hospital Clínico «Madre e Hijo» MD GROUP

El primer paso para diagnosticar el prolapso genital interno y el prolapso es una exploración ginecológica adecuada. Durante la consulta, el médico determina el grado de prolapso de las paredes vaginales y/o del útero, los defectos del diafragma urogenital y la aponeurosis. Además, se suele prescribir una ecografía transvaginal y un examen urodinámico combinado.

Las modernas posibilidades del diagnóstico ecográfico proporcionan información adicional sobre el estado de los órganos pélvicos adyacentes. Si se detectan anomalías en los órganos pélvicos por medio de la ecografía, se puede ampliar el alcance para incluir técnicas endoscópicas para excluir enfermedades del endometrio, la vejiga y el recto.

Tratamiento del prolapso genital en el Hospital Clínico Lapino y en el Hospital Clínico «Madre e Hijo» MD GROUP

CG Lapino y MD GROUP son líderes reconocidos en el campo de la uroginecología y el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del suelo pélvico. Restablecer la anatomía del periné y del diafragma pélvico, así como normalizar la función de los órganos adyacentes, es el objetivo número uno del tratamiento.

En los estadios iniciales no complicados del prolapso de órganos pélvicos (prolapso de útero y pared vaginal grados I y II), solemos recomendar una terapia conservadora dirigida a fortalecer los músculos del suelo pélvico. También contamos con la participación de especialistas del Departamento de Medicina Estética y Rehabilitación, que desarrollan un programa individual y eficaz destinado a eliminar las causas del prolapso, que incluye el entrenamiento para fortalecer los músculos del suelo pélvico, el tratamiento de las patologías concomitantes y la corrección de los desequilibrios hormonales.

Tratamiento quirúrgico del prolapso genital y de la insuficiencia muscular del suelo pélvico

Para los grados III-IV de prolapso del útero y de las paredes vaginales, así como para las formas complicadas de prolapso genital, recomendamos la corrección quirúrgica: la cirugía plástica. El objetivo es corregir la posición anatómica anormal del útero y las paredes vaginales y corregir los trastornos funcionales de los órganos adyacentes (vejiga y recto).

La formación de un plan de tratamiento quirúrgico en cada caso implica una cirugía básica para crear una fijación segura de la pared vaginal (vaginopexia), así como la corrección quirúrgica de las anomalías funcionales existentes: colpoperineorrafia anterior o posterior (plastia vaginal y perineal), o una combinación de ambas.

En caso de insuficiencia muscular del suelo pélvico, se realizan varios tipos de cirugía plástica para corregir el prolapso y reforzar el aparato ligamentoso y muscular (levatoroplastia).

En los hospitales Lapino KG y MD GROUP «Mother and Child», el tratamiento quirúrgico del prolapso genital interno y del prolapso se corrige mediante acceso vaginal y laparoscópico, lo que hace que la intervención quirúrgica sea lo menos traumática y acorta el periodo de rehabilitación.

Comprendemos la sensibilidad de los problemas de prolapso genital. Nuestros médicos adoptan un enfoque de tacto para resolverlos. El diagnóstico y la elección del método de corrección se adaptan a los deseos del paciente. El tratamiento temprano de los signos de debilidad de los músculos del suelo pélvico y del prolapso genital ayuda a minimizar la cantidad y el momento del tratamiento.

Deja un comentario