Jardín

Philodendron Domesticum: los mejores trucos para el cuidado n.º 1

El hermoso y coleccionable philodendron domesticum se caracteriza por hojas largas en forma de pala y tallos de color púrpura rojizo. También pasa por filodendro de hoja de espada o, más famoso, filodendro de Borgoña.

Si es nuevo en el cuidado de Philodendron Domesticum o en las plantas en general, no tenga miedo. Aprenderá todo lo que necesita saber en este completo artículo para mantener su planta feliz y próspera.

Philodendron Domesticum Historia y Origen

El Philodendron Domesticum es parte de un grupo más grande de plantas con flores llamadas Philodendrons. Son nativos de climas tropicales en Sudamerica. A pesar de que se originan en las selvas tropicales húmedas, les va bien como plantas de interior en macetas.

Los filodendros fueron los primeros registrado en 1644 pero no se les dio un nombre hasta 1829. Fueron nombrados Philodendrons después del griego «philo» que significa «amor» y «dendron» que significa «árbol». Como escaladores, les encanta abrazar árboles.

Cuidado del filodendro domesticum

Ligero

Las necesidades de luz de su philodendron domesticum pueden variar según lo que espere de su planta. Crece mejor con luz brillante y necesitará agua adicional para crecer rápidamente. Pero esto también significa que requerirá más mantenimiento, como riego adicional, fertilización y poda.

Si su planta se mantiene en una luz demasiado directa, puede quemar las hojas o hacer que se vuelvan amarillas. Esto también puede hacer que no crezca correctamente.

Prospera mejor con luz brillante e indirecta. Para obtener la mejor luz brillante sin exposición directa, intente configurarlo en luz directa solo durante las primeras horas de la mañana y las últimas horas de la tarde. El sol no es tan fuerte durante esta hora del día, por lo que no será tan fuerte.

Suelo y mezcla

Su philodendron domesticum ama la tierra suelta y nutritiva. Si el suelo tiene mucha materia orgánica, eso es una ventaja. Su philodendron domesticum puede prosperar en diferentes mezclas para macetas. Muchos cultivadores de plantas sugieren usar mezclas como:

  • Turba de esfagno
  • Turba-vermiculita
  • Turba-perlita

También les gusta que sus raíces estén juntas, pero no demasiado unidas. Evita una maceta que sea demasiado grande, de lo contrario, tu philodendron domesticum no estará muy feliz.

Necesitan un buen drenaje, así que asegúrate de mantenerlas en una maceta con un orificio de drenaje. También son sensibles a la sal, que se acumula con los riegos. Demasiada sal puede hacer que se pongan marrones y amarillas. Asegúrese de cambiar el suelo cada pocos años para evitar este problema.

Agua

Riega tu philodendron domesticum lo suficiente como para mantener la tierra húmeda. Siempre que la pulgada superior esté seca, sabrá que es hora de regar su planta nuevamente. El philodendron domesticum es una planta sedienta, así que ten en cuenta que necesita una cantidad moderada de agua.

Asegúrese de tener drenaje en la maceta y riegue lo suficiente en cada riego para que pase por el orificio de drenaje.

Cómo regar adecuadamente su planta

Para mantener su philodendron domesticum a salvo de la temida pudrición de la raíz, riegue lo suficiente para mantener húmeda la pulgada superior del suelo y no más. Durante los meses de clima cálido, esto puede ser de 3 a 4 veces por semana. Puede reducir el riego durante los meses más fríos.

Temperatura y humedad

Su philodendron domesticum es una planta tropical, lo que significa que le gusta el clima cálido. Si vives en un clima cálido, tu filodendro probablemente estará muy feliz. Lo hace mejor entre 65 y 80 grados Fahrenheit.

No se alarme si mantiene su philodendron domesticum en condiciones más cálidas, ya que puede sobrevivir en climas más cálidos. Puede ralentizar el crecimiento, pero las temperaturas superiores a los 80 grados no lo dañarán.

Pero tenga cuidado con las temperaturas superiores a los 95 o 100 grados, ya que esto hará que la planta se estrese y se marchite.

Mantenga su philodendron domesticum adentro si vive en un clima frío. Una vez que las temperaturas bajen por debajo de los 55 grados, no tendrás una planta feliz.

Su philodendron domesticum probablemente estará bien adentro ya que la mayoría de las familias mantienen sus hogares a la temperatura deseada. Solo asegúrese de que esta planta tropical evite corrientes de aire y puntos fríos adicionales en la casa.

Humedad

Como dijimos antes, su philodendron domesticum proviene de un clima tropical. Les gusta la humedad y mucha. Prosperan mejor en condiciones similares a las de la selva tropical sudamericana de donde provienen.

Cuanto mayor sea la humedad, más fácil será para la planta desarrollar esas hermosas hojas. Cuanto más vibrantes sean las hojas, mayor será la humedad. Su philodendron domesticum prosperará en una humedad del 60 % o superior.

La humedad promedio en el hogar tiende a rondar el 40%. Afortunadamente, el philodendron domesticum tiende a funcionar bien con estos niveles.

Pero una vez que la humedad cae por debajo del 30%, comenzarás a notar una diferencia en tu planta.

Si no está seguro de cuáles son los niveles de humedad de su casa, considere obtener un hidrómetro digital.

Fertilizante

El philodendron domesticum tiene un color vibrante y hojas brillantes. Mantenga su planta saludable y feliz fertilizándola regularmente. Las plantas fertilizadas producen hojas más grandes y saludables.

Durante los meses de primavera y verano, puedes usar un fertilizante líquido cada cuatro semanas. La planta «comerá» más fertilizante durante los meses de crecimiento. Durante el invierno, puede fertilizar con menos frecuencia o cada seis u ocho semanas.

Crecimiento

Un philodendron domesticum muy querido puede alcanzar hasta 8 pies de altura. Las hojas crecen en forma de palas largas. También crecen muy rápido, y puedes controlar su crecimiento y apariencia podándolos.

El philodendron domesticum puede florecer, pero es muy raro. Solo florecen en plantas maduras, lo que lleva unos 20 años.

El philodendron domesticum es una planta trepadora, lo que significa que cuanto más tiempo la dejes crecer, los tallos se parecerán a las enredaderas. Si desea que la planta crezca hacia arriba, coloque un palo o palo de musgo para estabilizarla.

Propagador

Para propagar su philodendron domesticum, corte el tallo justo debajo de un nudo. Una vez que cortes el tallo, colócalo en agua o tierra para que crezca.

  • Suelo: si planea cultivar sus propagaciones en el suelo, use una hormona de enraizamiento para estimular el crecimiento. Luego colóquelo en una mezcla de tierra húmeda y colóquelo en un lugar cálido.
  • Agua: Coloque el tallo propagado en un frasco. Muévalo a un lugar cálido y observe el crecimiento de las raíces.

Una vez que crezcan las raíces, puedes mover la planta a una maceta más grande. Si se propaga en el suelo, tire suavemente de la planta. Si se resiste, eso significa que hay raíces y está listo para pasar a una maceta más grande.

Trasplantar

Como regla general, su philodendron domesticum necesitará trasplantarse a medida que supere su maceta actual. Cuando tu planta sea más joven, crecerá más rápido. Esto requerirá que trasplantar más a menudo. A medida que la planta alcance la madurez, no necesitará trasplantar tanto.

Si no está seguro de que su planta esté lista para una maceta nueva, aquí hay algunas señales que debe buscar:

  • nuevos brotes
  • Retraso en el crecimiento
  • Es más grande que su bote actual.
  • Está ligado a la raíz

Su maceta nueva siempre debe ser de 2 a 3 pulgadas más ancha que la anterior. Las raíces deben verse un poco apretadas, pero no unidas a la raíz.

Poda

No necesita podar su philodendron domesticum, pero hay algunas razones por las que puede considerar podarlo.

  • Recorta las hojas descoloridas
  • Haz que parezca más espeso
  • Controla su crecimiento

En general, es una buena idea podar la planta. Alentará a la planta a crecer más y mantendrá su aspecto fresco y verde.

Toxicidad de las plantas: ¿mi Philodendron Domesticum es tóxico?

Sí, tu philodendron domesticum es tóxico. Los cristales de oxalato de calcio son tóxicos cuando los ingieren adultos, niños y mascotas.

Plagas, enfermedades y problemas comunes

  • ¿Por qué mis hojas de Philodendron se vuelven amarillas?

Las hojas amarillas en su philodendron domsticum generalmente indican que está regando demasiado su planta. Los bordes amarillos de las hojas pueden significar que tu planta está estresada. Cambie la mezcla para macetas para que no esté demasiado saturada.

Si las raíces de su planta huelen mal y son blandas, tienen la raíz podrida. Si este es el caso, propague algunos buenos tallos y comience de nuevo.

  • ¿Por qué los bordes de las hojas se vuelven marrones?

Las hojas marrones significan que su planta no recibe suficiente agua o recibe demasiado sol. Asegúrese de que el suelo de su planta se mantenga húmedo y no seco. Si su planta está expuesta a la luz solar directa, muévala a un lugar donde reciba luz solar indirecta brillante.

  • ¿Por qué se rizan las hojas?

Las hojas se rizan cuando el suelo está demasiado seco. Si olvida regar varias veces, las hojas se aflojarán y se enrollarán. Remoje su planta en agua si el suelo está demasiado seco.

Si ha empapado su philodendron domesticum y las hojas todavía se están rizando, el agua del grifo podría estar causando un depósito de acumulación en el suelo. Cambie a agua filtrada y sus hojas deberían animarse de inmediato.

Cómo corregir enfermedades comunes y Plagas

Philodendron domesticum es una planta bastante resistente. Si bien no son particularmente susceptibles a nada, surgen algunas situaciones. He aquí cómo lidiar con las plagas más comunes:

  • Pulgones- Limpie las hojas con una solución suave de agua y un poco de jabón para platos. También puedes soltar mariquitas en la planta.
    • Arañas rojas o cochinillas- Aplique jabón insecticida o aceite de neem a la planta.
    • Raíz podrida- La pudrición de la raíz no se puede revertir. Propaga algunas buenas hojas y no riegues demasiado.
    • Mancha de la hoja de Erwinia- Pode las hojas afectadas y cambie la mezcla para macetas.
    • Oídio- Poda las hojas afectadas. Si el moho se ha propagado demasiado, intente rociar con leche en aerosol.

Articulos Similares

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Política de cookies

Ir arriba